Injerto de pistacho (faltas)

El pasado mes de julio Juan Carlos Atienza (La casilla ecológica) tuvo la oportunidad de disfrutar de una clase magistral sobre el injerto de pistacho de la mano de Javier Martínez (injertos y poda). 

Ambos agricultores, convencidos de que el único camino para producir alimentos sanos pasa por una agricultura sostenible, compartieron su  saber  disfrutando de un atardecer en la pequeña parcela de pistachos  de La casilla ecológica.


U.P.N

No existe nada más satisfactorio que difundir el conocimiento. Todo empieza en la educación. La enseñanza por el respeto del cultivo.

Enseñando la filosofía del cultivo de frutales a los alumnos de la universidad pública de navarra.

El círculo se cierra. El círculo se expande.


ecOrtigoso: un brote sistémico

Tuvo que ser en el auge de la revolución verde, maldita revolución verde, cuando Masanobu Fukuoka escribió: “En la naturaleza no hay competencia; hay coexistencia.”

La agricultura industrial, el empleo de los agroquímicos y fertilizantes solubles de síntesis química así como las semillas transgénicas habían llegado, desde la ignorancia, para quedarse. La maquinaria pesada, careciendo de respeto por la vida en el suelo, rastreaba y continua labrando  la tierra que previamente había aplastado.

Un escenario apocalíptico para quien siente respirar a las plantas y el último paso para miles (sino millones) de seres humanos que perdieron la vida intoxicados por las consecuencias de la agricultura industrial.

ecOrtigoso brota a partir de la necesidad innata de preservar la compleja diversidad biológica, recuperar la actividad de un suelo asfixiado y restablecer el equilibrio entre campo, agricultor y consumidor.

La producción de alimentos vegetales sólo puede verse de forma holística, como un sistema en el que todo está relacionado y ningún elemento - ni el mas minúsculo de los insectos o el más dañino de los hongos- puede ser excluido de un sistema que pretenda crecer de manera sostenible.

Un círculo que se cierra y se expande: ecOrtigoso , un canto de respeto a nuestra madre tierra.



El alquimista supremo: las plantas

El final de campaña en EcoOrtigoso coincide - y no sólo en el tiempo - con el discurso de la bióloga Sandra Myrna Díaz, galardonadoa con premio Princesa de Asturias de Investigación Científica y Técnica 2019.

Ella nos  describe la naturaleza como el «tapiz de la vida sobre la tierra del que todos formamos parte». Un tapiz que nos entreteje y atraviesa y cuyo  alquimista supremo son las plantas.

EcoOrtigoso, en este final de campaña, corrobora las palablas de Sandra Myrna demostrando que es posible una agricultura natural y sostenible sin romper la naturaleza, consistente principalmente en relacciones.




Using Format